sábado, 3 de octubre de 2009

Anestesia Ocasional


Siempre daba vueltas por mi cabeza la teoría de que, un hospital, clínica o lugar semejante me tentaba a escribir y encontraba en ellos un ámbito más que propicio. Ahora lo he comprobado.


La primera vez que lo percibí fue cuando me quedaba por las noches en un sanatorio cuidando a un amigo accidentado. En esa ocasión dí origen a un guión para la facultad que después tomó forma de cortometraje. Posterior a ese arrebato linguístico en un género como el ficcional, poco abordado por mi; se me presentaron algunas oportunidades más en estos ámbitos tan deprimentes como solitarios, y; en cada uno de esos encuentros con el reino de la salud, acudía a mi, el deseo de explayarme por escrito.


En estos últimos días he pasado algunas horas en uno de estos asilos de sanidad y me invadieron las ganas de apuntar un texto. No tenía que ser un escrito en particular, me sentía capaz de escribir desde una glosa hasta una novela. Tenía la sensación demasiado real de querer vomitar todo en una redacción.


Este fuerte lazo Hospital-Escritura puede deberse a que cuando estamos en un lugar así las horas son más largas, no hay demasiadas actividades para hacer, más que leer y quizás ver tele; o deambular por los pasillos; salir a la vereda; volver a entrar; sentarnos; pararnos; acomodarnos; dialogar con desconocidos y así cíclicamente mientras las agujas del tiempo giran con la misma rapidez que yo poseo para diferenciar a un puerro de una cebolla de verdeo.


Será que tanto tedio me inspira, que refugiarme un poco de la vertiginosa cotidianeidad me deja presto para lanzar en papel lo que no puedo desterrar en sudor y ocupaciones. Es, en cierta parte, una forma de hiperactivismo.


Durante el día, TN bombardeaba noticias de tal optimismo que hacían que la señora que agonizaba en la habitación contigua pareciera recién salida de una sesión de cosquillas. Por la noche parece escucharse hasta el limpio goteo del suero, hipnótico sonido que me hacedormirysoñarconfusoyconlagargantaylosojosresecosdetantoestrujarpensamientos.


Un nuevo día, la persiana se levanta, el cuerpo se estira, el mundo resucita, las enfermeras que pasan, como las ideas, como las horas, como la vida, como los fantasmas, como el pavor, como el agrio silencio, como la miserable condición humana, como vos y yo.

19 comentarios:

martin dijo...

es artaud, pero la parte seria...

Javimetal dijo...

Martin:

¡Ja, ja! Si, tal cual, suena a Artaud para millones, lo había pensado, en el título y en algunas partes. Si hasta lo leo y puedo escuchar la guitarrita de fondo.
Un abrazo.

Nati dijo...

Me hizo acordar al poeta Artaud...Hay una parte de un texto, "los enfermos y los médicos" que me gusta...

"He estado enfermo toda mi vida y no pido más que continuar estándolo, pues los estado s de privación de la vida me han dado siempre mejores indicios sobre la plétora de mi poder que las creencias pequeño burguesas de que: BASTA LA SALUD."

Cuando tuve que quedarme acompañando a alguien en un lugar asi se me daba por dibujar el tiempo que podia, la noche se hacia eterna...

Un beso...

Lucre dijo...

Bueno, no puedo más que coincidir con MArtín y Nati, jajaja. besos!.

Javimetal dijo...

Nati:

Debido a tu comentario me puse a leer ese texto de Artaud, no he leído demasiado de este poeta, y este escrito al que hacés referencia tampoco me gustó demasiado, muy pesimista y más oscuro de lo que yo creía. Sobre poetas malditos he leído más a Baudelaire, pero debería leer algo más sobre Artaud.
¿Dibujabas? ¿Qué cosas? ¿Alegres, tristes?
Saludos. Gracias por enriquecer con textos.

Lucre:

Espero no haber sonado tan depre al estilo Artaud pero gracias por haberlo leído y comentar.
Un beso.

MitsukO dijo...

Esas persianas y paredes que tanto guardan. Miles de agonías y dolores que nadie más podría trascribir...
Rostros y caras qe jamás se olvidan... realidades paralelas que son tan sensibles como permanentes...

Un abrazo Javi!¡ =)

Javimetal dijo...

MitsukO:

Hermoso lo que escribiste.
¿Y el programa nocturno de radio? Nunca más hemos conversado, espero que estés bien. Abrazos.

MitsukO dijo...

Tenés toda la razón! =)... Ya nos pondremos de acuerdo =D... el programa sería muy bueno!¡ ;)

Anónimo dijo...

hola javi ...
que tema he...
estuve ahi hace muy poco y la verdad que senti tanta impotencia... depender del cansancio del mal humor del dia de lo mal pagos por ende los paros dentro del hospital... y a la vez solo de ellos para aliviar curar sanar algo tan importante como cada vida que llega ahi... desesperadas, sin recursos y debiendo quedar ahi ... fuera de su habitad, con enfermeras que vienen y van horas eternas... en fin lo unico que tengo es agradecer a dios por la salud de mi familia y de mis amigos...y tratar de borrar los recuerdos malos de esos lugares... besos javi hasta pronto...(quiero verte bailar)sandrita

Nati dijo...

Dibujaba las cosas que veia, parecido a la foto que publicaste, por lo general aparecian ventanas y puertas en los dibujos...
Buscaba algun papel, un lápiz o lapicera y me ponía a dibujar, es una buena terapia...supongo como es con vos la escritura...
Muchas veces terminé dibujando el pie del suero con el suero colgando...es la obsesión de toda persona que cuida un enfermo, ver cuando el suero deja de gotear o la manguerita se llena de sangre...Ya estoy escribiendo sobre locuras mias me parece...ja ja
un beso!

Cecilia Fernandez dijo...

Hola javiii... me encantó la foto! Tengo una parecida de mi pieza...

Y si, los hospitales son la cosa más rara que hay... a principios de este año me las vi muy feas con mi nona ahí dentro y te puedo asegurar que de todo te puede pasar...

Espero que andes bien. Un besote!

Javimetal dijo...

MitsukO:

¡Adelante con ese proyecto!

Sandrita:

Claro, a vos te tocó de cerca en estos últimos días. Me recordaste el tema de las asambleas, que jodido eso, más cuando se trata de salud. Y ahí aparece esa contradicción de estados que nombras, las ganas e impetú de estar salvando vidas con el desgano razonable por no cobrar lo que les deben.
Che, ¡si querés verme bailar, pagá!
Esa frase de "quiero verte bailar" me recuerda a la hermosa versión que hace Fito de la canción "Que ves el cielo" de Spinetta.

"Quiero verte bailar...

Entre la gente,
entre la gente,
quiero verte bailar..."

Te aviso para la presentación de fin de año, seguro que extrañas tanto, como tus piernas extrañan mis moretones.
¡Besos!

Nati:

No se que significará dibujar tanto ventanas o puertas pero en las películas cuando se elige mostrar una ventana se está representado metafórica e inconscientemente a la libertad.
Un claro ejemplo es esa obra maestra de "Mar Adentro".
Lo del suero es tal cual, por eso hable de su hipnotismo.
Un beso.

Cecilia Fernández:

¡Querida! Que bueno que te gustó la foto, y esa tuya a la que hacés referencia, ¿es la que vi yo? porque es muy semejante la ventana y algo en el encuadre también.
Que sigas bárbaro.
Besos.

Alita!! dijo...

Aca estoy... Logré eliminar el otro.. Y espero poder seguir con este, y subir buenas cosas...

Un beso grandee!! =)

Javimetal dijo...

Alito:

¡Felicitaciones! Me alegro mucho de volver a leerte, no le des bola a las cosas que afectan.
Lo de subir buenas cosas dalo por hecho, besos...
Ya lo estoy visitando.

Alita!! dijo...

Javi... Gracias por tu comentario... A ver si me blog es tan visitado como el tuyo.. jeje! Un beso grande!

Anónimo dijo...

Hola! que bueno que escribas más seguido!! la ultima vez que estuve en una clinica fue en una ocasion muy feliz.. cuando nacio mi sobrinita..!! ya hace casi un año. Es verdad..pensar en hospitales y todo eso tiene de por si una connotacion negativa, pero hay ocasiones como los nacimientos que nos llenan de alegria y felicidad..a modo de comentario!!! ja besos, espero que todo siga bien. Patri.

Javimetal dijo...

Alita:

Lo más difícil es ser constante con los escritos, porque sino los lectores se cansan de entrar siempre y ver la misma publicación.
Besos Ale.

Patricia:

Hay ocasiones en los hospitales que son alegres, pero igual.. tenés que convivir con ese entorno feo.
Gracias por el comentario, espero que tus cosas también sigan bien.
Besos enormes.

Isidora dijo...

CReo que lo que mas ma llama la atencion por asi decirlo, de los hospitales es justamente esa vuelta a cierta etapa primaria de comunidad, en un hospital o snatorio se dan los casos de comparitr la habitacion junto a una persona que tambien esta sufriendo cierta dolencia, mas alla de su gravedad, y en esos casos surgen a veces momentos o relaciones intensas de solidaridad, son personas a las que quizas veamos una vez por un tiempo pero con las que hablaremos temas que no hablaremos con otro, siempre tuve esa idea en las largas noches que me habra tocado eventualmente, asi como tambien ver la vida y la nuerte en el mismo lugar, la alegría y el llanto separados por una puerta, es en cierta forma inspirante...

Javimetal dijo...

Isidora:
Lo que escribiste, sobre volver al estado inicial o primario, me trae a la mente la película "Ceguera", altamente recomendable.
Coincido con que solo una puerta puede separar la vida de la muerte.
¡Necesito inspiración! ¿Porqué no la puedo logar en casa? ¿Tendré que visitar un lugar así?
Besos!!!