miércoles, 14 de octubre de 2009

La pelota, esa fuente de ilusiones


Más allá de que, tal vez, uno de los mejores escritores de nuestro país la haya denostado, su influencia en la vida de muchos de nosotros ha sido fundamental. Pocos regalos más importantes y más ilusionantes que ella en nuestra primera infancia, fue dueña de los mejores sueños de nuestra adolescencia.

Ha producido milagros increíbles, algunos con una llamativa coherencia. Por eso, tal vez, haya elegido a un pequeño negrito de las favelas brasileñas y a un pibe de las villas argentinas para ser sus mejores embajadores. Uno diestro, el otro zurdo, como para no discriminar.

Ha sido nuestro primer juguete y nuestra pasión permanente. Tiene la misma forma que el mundo mismo. Es caprichosa y comprensiva, dócil y rebelde, amada y odiada. Por ella, el mundo entero se reune cada cuatro años en la gesta más épica de todas. Pero fundamentalmente, más allá de los avatares impredecibles de sus cabriolas, no es más que una maravillosa excusa para juntar en millones de predios alrededor del mundo todo a muchos de nosotros que, con ella en los pies hemos soñado, y soñaremos, con ser, al menos, por un segundo, Pelé o Merlo, Maradona o Fabri, Riquelme o Pasucci, Bochini o Giunta, Alonso o Aguirre, Fillol o García. Tan pequeña y tan poderosa. Yo te saludo, pelota. Te debo las mayores alegrías, me debés algunas tristezas, pero te debo muchos amigos y eso jamás podré pagártelo.


Eduardo Carames

Ojalá clasifiquemos hoy, sino, sería la primera vez que veo a nuestra selección quedar afuera. Hay demasiado nerviosismo para escribir algo propio, por eso este texto.




12 comentarios:

martin dijo...

que bajon seguir tanto el futbol, para que me pague asi...argentina sin mundial, y river en la promocion(ojala no pase nada de eso)

Javimetal dijo...

Martín:

¿Viste? Así te paga el fútbol.
A los que no les gusta este deporte por ahí preguntan: "pero decime... ¿el fútbol a vos te da de comer que te ponés tan mal?", hay que contestarles...: No, no me da de comer pero es lo que me genera más alegrías. Sino, ¿qué otra cosa nos hace tan feliz y tan a diario como el fútbol?
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ojala el hambre nos importara tanto como el futbol.
esa frace me repite un muy amigo, me alegraria saber que muchas de las personas no se olvidaran de donde realmente vienen..

Javimetal dijo...

Anónimo:

La idea de esta última publicación no era comparar el hambre con el fútbol. Soy consciente de que muchas personas mueren de hambre en nuestro país, pero nada tiene que ver con esto. Me molesta cuando me preguntan si el fútbol me da de comer, el fútbol no tiene porqué hacerlo, por eso contesto que no, pero que me da mucha felicidad. Simplemente eso.
Y no borro este anónimo porque es respetuoso pero deberías poner tu nombre porque es una cobardía.

Javimetal dijo...

Anónimo:

Otra cosa, el fútbol es inclusivo, lo juegan hasta en las villas más pobres del mundo. No es un deporte elitista, se necesita una pelota, o unos trapos, o unas bolsas, los arcos pueden hacerse con ropa.

Nati dijo...

Realmente las comparaciones son odiosas, que nos guste este deporte no significa que seamos personas insensibles hacia otras cosas...
Amo el futbol, me gusta sentarme a ver un partido, lo disfruto, lo sufro...etc
Cuando esta entrando el equipo a la cancha se me pone la piel de pollo (gallina nunca ja ja) eso que lo veo por la tele, me imagino el dia que vaya a ver a BOQUITA a la cancha supongo que va a ser uno de los dias mas felices de mi vida...
La "pelota" es maravillosa, no hay placer más grande que jugar al futbol con mis sobrinitos, cuando te hacen un gol esa sonrisa que ponen no se compara a nada, es la felicidad total...
Aguante el futbol, aguante "BOCA" y por suerte VAMOS AL MUNDIAL!!!!
Un BESO!

Javimetal dijo...

Nati:

Yo no recuerdo muchos momentos tan felices como el día que estando en la Bombonera le ganamos a las gallinas 3 a 2, dando vuelta el partido. Son momentos inolvidables, y si bien he vivido varios momentos felices, pocos de tal magnitud.
La pelota llama mucho la atención de los más chiquitos. No veo la hora de que crezca mi ahijado para darle un fútbol.
Vos lo escribiste, POR SUERTE vamos al mundial, porque de fútbol muy muy poquito.
Saludos.

Juan Drovandi dijo...

Mi pregunta es: ¿alguien en el planeta tierra habrá pensado alguna vez: quiero ser como Pasucci?
Me lo pregunto y se lo pregunto

Juan Drovandi dijo...

Mi pregunta es: ¿alguien en el planeta tierra habrá pensado alguna vez: quiero ser como Pasucci?
Me lo pregunto y se lo pregunto

MitsukO dijo...

Hey Javi, hace mucho qe no se de ti... ojalá estés muy bien...
Un abrazo grande...
Besos :)

Escritor. dijo...

El futbol me encanta verlo y jugarlo, pero hoy en dia es una aberración del humano. No me confundan, el futbol me gusta, lo que se ha hech con el no.
Por cierto, para quien le interese.

www.cultivohouse.blogspot.com

Javimetal dijo...

Juan Drovandi:

Coincido con vos, mientras leía el texto algunos nombres me sonaron extraños para tenerlos como ídolos. Será que el fútbol tambien tiene muchísimas variantes con respecto a gustos.
Un abrazo.

Mitsuko:

Hola querida! He recibido tu hermoso mail para las fiestas, soy muy vago para el correo. Ojalá la hayas pasado maravilloso. Extraño las charlas. Besos a la distancia.

Escritor:

Gracias por el comentario, a mi tampoco me gusta lo que tenga que ver con el desmedido negocio del fútbol, saludos.